Waterloo es una cerveza  de fermentación alta, elaborada según la tradición belga. Con segunda fermentación en botella. Burbuja fina y espuma densa y cremosa. El primer aroma revela frescura y un ligero olor a levadura, apreciándose aromas a vinos afrutados, con notas de lúpulo, un toque de manzana verde y tila. Intenso sabor, maltoso y un final con un toque leve de amargor. La cerveza Waterloo se elabora en la granja de Mont-Saint-Jean, que está situada en el campo de batalla de Waterloo.

X