La parte de malta de cebada está ahumada, mientras que la malta de trigo permanece sin ahumar. Se sirve sin filtrar con su turbidez natural.

X