Su sabor ahumado se consigue exponiendo la malta al humo intenso y aromático de las brasas ardientes de la madera de haya.

X