Must Kuld llega desde Estonia y es una Porter de color negro y espuma cremosa. Elaborada con ocho tipos de maltas diferentes. Aromas suaves de chocolate con notas de miel y grosella negra. Textura sedosa debido a su contenido de lactosa. Sabor a chocolate y café con notas de frutos rojos.