Esta cerveza es una mezcla de Kasteel Donker y licor de cereza, lo que le da un carácter de cerveza eminentemente dulce. De color rojo profundo, crea una espuma densa y de color blanco rosado, que desaparece rápidamente. Con sabores afrutados y refrescantes, como consecuencia de la maceración del mosto con cerezas. Sabor suave, cuerpo blando y con una ligera acidez final.

X